jueves, 22 de enero de 2015

De ansias y sosiegos. Estaba escrito.

22.  Maktub.





     Los monjes zen, cuando quieren meditar, se sientan ante una roca:    "Ahora voy a esperar a que esta roca crezca un poco", piensan.
 Dice el maestro: Todo a nuestro alrededor está cambiando constantemente. Todos los días, el sol ilumina un mundo nuevo.
   Aquello que llamamos rutina está repleto de nuevas propuestas y oportunidades.
   Pero no notamos que cada día es diferente al anterior.
   Hoy, en algún lugar, un tesoro te espera.
  Puede ser una pequeña sonrisa, puede ser una gran conquista, no importa.
   La vida está hecha de pequeños y grandes milagros.
  Nada es aburrido, porque todo cambia constantemente. El tedio no está en el mundo, sino en la manera en la que vemos el mundo.


Imagen tomada de la red.

  Como escribió el poeta T.S. Eliot: "Recorrer muchas carreteras, volver a casa y verlo todo como si fuera la primera vez".

(Esto me lo contó mi maestro espiritual a mí, su pequeña saltamontes).

(También figura en el libro Maktub de Coelho).


2 comentarios:

  1. Intentemos ser vírgenes en cada momento de la vida.

    ResponderEliminar
  2. Nadie se baña dos veces en el mismo río. Abrazos nuevos.

    ResponderEliminar