sábado, 14 de noviembre de 2015

De ansias y sosiegos. Viernes 13.

318. Bonjour tristesse.

Hola amigos.
Ayer fue viernes.
Amaneció vestido con una túnica blanca.
Pero que se tiñó de rojo y negro al caer la tarde.


Os dejo un poema de Jaime_Gil_de_Biedma.
El miedo sobreviene en oleada
inmóvil. De repente aquí, 
se insinúa:
las construcciones conocidas, las posibles
consecuencias previstas (que no excluyen
lo peor),
todo el lento dominio de la inteligencia
y sus alternativas decisiones, todo
se ofusca en un instante.
Y sólo queda la raíz,
algo como una antena dolorosa
caída no se sabe, palpitante.

Nada más.
Hasta mañana.
El espectáculo debe continuar.

4 comentarios:

  1. Escueta y triste entrada. ¿Recuerdas que te dije ayer viernes y trece?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo recuerdo. Pero nunca te imaginas tanto dolor. Un abrazo largo.

      Eliminar
  2. Fanatismos, crueles fanatismos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sin poder defenderse con la razón. Otro abrazo.

      Eliminar