lunes, 23 de marzo de 2015

De ansias y sosiegos. Desayuno de poetas.

82. Desayuno, paseo y regreso.



Sólo supe del silencio
cuando me faltó
tu voz.



      ¿Quedamos en Tano?
¿A las diez y media?
      ¿Te apetece?
Encantada.
     Mi amiga y poeta Adriana Serlik vive en Gandía y, siempre que voy allí, hambrienta de sal y mar, la llamo y nos reunimos en Tano, una cafetería-pastelería en pleno bulevar hermoso del paseo de Germanías.




    Tomamos algo y charlamos de todo. De poesía, de libros, de escritura, de palabras, de sentires, de pesares...
    Acaba de presentar en varios lugares de España su último poemario, "Frágil" y ya está inmersa en otro, en talleres de lectura, en la pintura de telas al viento, en charlas en la radio local, en vida.

Quizá
no llegue a ver
la balanza
otra vez
equilibrada.
Pero cuando
por las mañanas
abro lo ojos
espero que ése
sea el día.

   Cuando nos despedimos y, de regreso a casa, los árboles, llenos ya de zumos y promesas, disculpaban la lluvia de tantos días.


  Ya ha terminado la escapada al mar. Y, desde aqui, agradezco a mi amiga del alma Asiole, que nos dejara, amable como siempre, su casa. "El Capricho" nos recibió tan cálido como es, como ha sido siempre. Nos vemos en verano amigos.



A la vuelta.
Desde el coche.
Ancha es Castilla.



...la que no ha tenido
más remedio
 que ser fuerte,
ahora
vive
la fragilidad
de estos instantes
y se esconde
en unas cuantas
palabras
enlazadas.


*Poemas del poemario Frágil de Adriana Serlik.

2 comentarios:

  1. Conozco a Asiole, ya lo sabes. cuando la vuelvas a ver le das un abrazo de mi parete. Besos a las dos.
    MC

    ResponderEliminar