jueves, 26 de marzo de 2015

De ansias y sosiegos. Amigos.

85. De cartas y mistelas.


"Nadie es más solitario que aquél que nunca ha recibido una carta". 
Elias Canetti.

    Esta frase la puse, entre un par de ellas más, en lo alto de la pizarra, en el taller de escritura que disfrutamos todos los lunes hermosos del año.
   Y las mujeres-escritoras comenzamos a hablar de ello, naturalmente.
  Todas dejaron constancia del montoncillo de cartas que guardan en una caja de cartón floreada, abrazadas amorosamente con un lazo de un color que cambia con la nostalgia.
   Yo me mantuve callada. Nunca he recibido una carta.
   Soy muy solitaria.
   Y comenzamos el taller. Leímos los relatos que traíamos; pergeñamos in situ algunos más; recitamos poesía; tomamos un delicioso café y reímos mucho. En el taller, reímos mucho. Es parte del juego literario que nos traemos entre manos.
   
A los pocos días, recibí una carta.

   Remitente, mi amiga y escritora Tony Gaytán, una de las componentes del taller literario. Había recogido el guante y se puso manos a la obra.
   Mi caja de cartón, que tenia preparada para la ocasión, ya tiene razón de ser.
   Estoy muy agradecida.
   He dejado de ser solitaria.
   En la emotiva carta, además de disfrutar de su bella caligrafía y cariño, me ofrece amistad eterna, ¡faltaría más! y me ofrece un hombro para esos instantes rebeldes: "Sabemos que los momentos menos dulces también nos acechan, imaginemos que las situaciones son como dos copas de vino, uno peleón y otro afrutado y suave, pero que los dos debemos digerirlos", escribe.
   Gracias Toñy, mi cajita acoge tu carta, la primera, el génesis, y seguro que se llenará de otras en breve.

    Y otra muestra de cariño me llegó, de otra persona, en el mismo día, de alguien que me acompaña en el camino. Mi amigo Andrés. Ya lo conocéis, porque el 1 de Febrero, (entrada nº 32 de este blog), esbocé una pequeña etopeya de él y de su mujer, Cathy.
   Los dos me miman siempre, a cada momento. Disfrutan haciendo disfrutar. Derrochan detalles y sonrisas.
   Ahora están de viaje. Un viaje especial, primigenio de otros que esperan.
    Y yo, desde aquí, brindo con una copita de esa dulce mistela tomellosera que me han traído de una de sus escapadas.

Por vosotros, Andrés y Cathy.
Por tí, Toñy.
Por ser míos.
Porque continuemos caminando.
Por todo.


"Enviar una carta es una excelente manera de trasladarse a otra parte sin mover nada, salvo el corazón".

4 comentarios:

  1. Qué quieres que diga. Pequeña bruja, eso no se cuenta, pero tú lo has querido.Tendrás que comprarte un piso grande, o tal vez una nave industrial. Porque las sacas llegarán sin tino, no, no solitaria no serás. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por supuesto. Cómo no iba a dejar constancia del detallazo! Y del cariño. Un abrazo. Felices vacaciones.

      Eliminar
  2. Nada que decir. Nada que añadir. Orgullosos de tener quien te aprecia y de apreciar a quien te quiere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfrutad mucho isleños. Hasta pronto.Un besote.

      Eliminar