lunes, 16 de marzo de 2015

De ansias y sosiegos. Con una copa de vino en la mano.

76. En la senda de los elefantes.


      Unos amigos se han ido de weekend a Logroño. Asistían a la Asamblea General de la Federación Española  de Universidades Populares, (FEUP).
          La inauguración corrió a cargo del presidente de la Fundación y ex-director general de la UNESCO, D. Federico Mayor Zaragoza, doctor en Farmacia, hombre convencido de que la educación a lo largo de la vida supone la aspirina más eficaz para curar los males de la sociedad contemporánea.
        Con el bagaje de más de 210 Universidades Populares desde el año 1982, el evento se adivinaba completo, rotundo. Se presentaron, en ese fin de semana, un par de libros: "Palabras Mayores: un viaje por la memoria rural", del periodista y escritor Emilio Gancedo; y "La memoria viva de las palabras: testimonios del cambio", del dramaturgo, poeta, escritor y director de cine, Luis Masci que da cuenta de las vicisitudes, circunstancias y logros conquistados a lo largo de veinticinco años por la Universidad Popular de Calzada de Calatrava, en Ciudad Real, el lugar de la Mancha preferido de mi amigo Andrés García, enamorado de su pueblo, de su idiosincrasia y de la cultura en general.


De izq. a dcha.: Begoña, Andrés G., MariMar, Andrés F., Cathy y Juani.

    Y , después de tanta actividad ilustrada, mis amigos tuvieron que decantarse a paladear otro tipo de cultura.
      La cultura del tapeo y del vino. Así, en general.
    Dirigieron sus cuerpos, ya alimentados de formación y progreso, al regodeo del ocio, a la charla distendida, al fortalecimiento del sentido del gusto.
     Se fueron al casco antiguo de Logroño, a la calle Laurel, a la calle San Juan, a recorrer los sesenta bares, (60) que, más o menos, abren sus puertas a los eruditos del placer, a los devotos del dios Baco, a los disfrutadores de la compañia y de la noche.



   "La senda de los elefantes" fue recorrida en su totalidad, aunque, debo decir, porque me consta, que no salieron con trompa ni a cuatro patas.
    Como son, mis amigos, intelectuales y curiosos perpetuos, recalaron al día siguiente en las bodegas de la Compañía vinícola del Norte de España: CVNE, en Araba, en la Rioja Alta.
      Allí, visitaron las bodegas Viña Real, asistieron a una degustación, educaron sus papilas gustativas con notas de vainilla, se fascinaron con el rojo cereza del tempranillo y los aromas primarios del garnacha. Disfrutaron.

   Y, acordándose de mí, me trajeron, como recuerdo y premio de consolación una copa para vino con la firma de la bodega. Agradecida.



   "Mientras la uva llore, beberemos de sus lágrimas"
    Salud!
    Y no faltó tampoco el cante. En el Café Moderno, entonaron ese himno, ya popular, en la medianoche logroñesa: "Fibra de pájaro", de Daniel Bravo... "Llevo en el alma fibra de pájaro... de rama en rama y de flor en flor... y es que tengo metida en las venas la sangre de un pájaro y no puedo anidarme en un pecho, ni en un corazón"...

Que tengáis un martes de brindis.
Feliz San Patricio.
Que no os pase ná.

4 comentarios:

  1. Hay que volar y volar como un pájaro, y anidar en un hueco donde se respire la libertad de cada cual. Sigue cada día te ssuperas.

    ResponderEliminar
  2. Mi guapa anónima, sabes bien que estos días tengo algo pesadas las alas. Pero se sigue intentando. Siempre. Un beso de taller.

    ResponderEliminar
  3. Muchiiiisimas gracias Elo, libera tus alas y vuela con tus amigos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te tomo la palabra. En la próxima. Un besote alado.

      Eliminar