lunes, 30 de noviembre de 2015

De ansias y sosiegos. Siguen surgiendo tesoros en el taller de escritura.

335. Diciembre. Último mes. Vislumbro la meta.



"Las palabras son todo lo que tenemos".
Samuel Beckett.

Buenos días, camaradas.
Pues que hoy ya es Diciembre. Que me parece que fue ayer cuando me propuse colgar una entradita diaria en el blog, cuando me convertí en una bloguera seria y tenaz. Persistente, cansina. Y heme aquí viendo el compromiso cumplido debidamente.

Hoy me voy a Peñafiel, de excusión, a pasar el día. Ya os contaré.
Pero, como os decía, fiel a mi promesa, os dejo mi post de hoy.
Ayer tuvimos el taller.
De escritura. De escritoras.
Escribimos y leímos textos mágicos. Cartas a un tal Alberto dignas de premio; sueños y párrafos ignotos de biografias; prosas poéticas con olor a tinta fresca, bocetos de historias ancestrales.
Me traje, para compartir con vosotros esta curiosa "Pequeña Historia del Cine", de la tallerista Toñy Gaitán Frías.


Escuchad:

"Hace varios años me encontraba sólo ante el peligro y, en aquellos días, conocí al ciudadano Kane.
Entonces eran tiempos modernos, aunque se masticaba la ley del silencio.
El mandatario de la ciudad era un señor al que llamaban El padrino, jefe de gánsters, que siempre andada con la muerte en los talones
Dando largos paseos, cansados, nos subimos a un tranvía llamado Deseo. Desde el interior veíamos la vida en rosa, olvidándonos así de los miserables y disfrutando.
¡Qué bello es vivir!
En contraposición había rumores de que se preparaba la gran guerra, que después propició la gran evasión y, junto con la lista de Schindler, muchos hombres salieron invictus.
Anduvimos desaparecidos hasta que, con lo que el viento se llevó,  llegaron los aires difíciles.
Cruzamos el puente sobre el río Kwai y allí sentimos que la muerte tenía un precio..."

Continuará.



¿Os ha gustado? 
Y a mí también.
En mi taller de escritura surgen milagros cada día.
Como decía Guille: ¿No es increíble todo lo que puede tened adentro un lápiz


Hasta luego corazones.
Me voy a disfrutar de "La peña más fiel de Castilla"

Mañana será otro día.
Hoy es mi santo y nadie se ha percatado.
Pura vida.





*Imágenes tomadas de la red.




De ansias y sosiegos. También los hombres luchan contra esto.

334.  Cielos dormidos.


Buenos días corazones.
Último día de este mes de Noviembre.
Y estoy en mi estudio con un café, música de Cohen, mi chico, vagote y arropado, mirándome, y un sol de membrillo rompiendo las cristaleras. Estoy tranquilita, anotando en la agenda y asimilando todos los acontecimientos de esta pasada semana.
Que ha estado preñada de ellos.
Talleres de escritura; clases de todo; actos poéticos contra la violencia y el mal rollo; teatro; un festival celebratorio de los diez años del centro cultural del pueblo: el José Saramago; chupitos de hierbas y visita al Madrid nocturno y navideño.



Y antes de pasar al último mes de este año loco y bloguero, remato este lunes con el poema que recitó en el viernes de verso mi amigo Rafa_Dedi, que junto a Carlos García Yagüe, Garyahttp://www.garya.es/,acudió a la llamada y apuntalaron el acto con su entrega solidaria.

https://www.youtube.com/



A nadie nos debemos, sino a quienes nos plazca,
libres, a cada instante debernos y entregarnos,

ni por un compromiso con Dios en una iglesia,

ni por una promesa firmada en un juzgado.

Que los brazos no sean ataduras que abracen,
ni lujosos envases de veneno los labios.
Que las manos, capaces de caricias ingentes,
jamás las utilicen los seres como látigos.

Por todas las mujeres que sufren el agobio
de habitar en su nube con un demonio al lado,
para que al suelo bajen de la vida diaria,
sin que nadie las trate como objetos tirados.

Por todas las mujeres que no sueñan ni en sueños,
que mantienen sus ojos con vendas o cerrados,
para que, desatadas de aquello que las ciega,
vuelen con alas nuevas a sus sueños soñados.



Gracias a ellos de nuevo, y a todos los asistentes al acto, que, con su presencia y atención, contribuyeron a colocar ese granito de esperanza para la solución definitiva al horror.


Con el poeta y actor Rafa Dedi.


Con el artista Carlos García Yagüe, Garya.

Sacarle el jugo a este lunes único.
Pura vida.
Hasta mañana.

domingo, 29 de noviembre de 2015

Nadie es más solitario que áquel que nunca ha recibido una carta.

333. A veces llegan cartas.


Buenos días, corazones.

Hoy me he levantado algo ñoña.
La edad.
Los pajarillos que ya no están en el nido.
Los objetivos que aún no se han cumplido.
El implacable paso de tiempo.
Los recuerdos...
Me he levantado con ganas de leerme cartas.



"Nadie es más solitario que áquel que nunca ha recibido una carta", decía Elias_Canetti.


Yo no he recibido nunca una carta.
Mis amigas se relamen de las cajas que poseen llenitas de cartas, rodeadas con cintas de múltiples colores.
La envidia me rascaba la espalda sin descanso.
Y me quejé.
Algunos amigos y amigas han comenzado a escribirme. Mirad la foto.
Estoy feliz. 
Corría el año 1972 cuando mi amor de entonces pensó emigrar a trabajar a Alemania.
Y Raphael sale con la canción de marras.
Yo no tenía consuelo.





Mi amor no se fue.
Le sigo viendo.
Pero yo me quedé sin cartas.

Y ahora viene lo mejor. Mi deseo.
Quiero más cartas.
Quiero tener mi cajita llena.
Con montones de cartas abrazaditas con cintas de colores imposibles.

Y tengo mucha gente que me quiere.
Yo os mando desde ahora un abrazote y un beso agradecido.

La dirección:

Eloísa Pardo Castro
c/ Santo Tomás, 43
13320
Villanueva de los Infantes
Ciudad Real.


Hasta mañana amores.
Es que hoy me he levantado algo ñoña.



sábado, 28 de noviembre de 2015

De poemas contra la rabia, de poesías de amor, de versos llenos de respeto y risas. Mis viernes poéticos.

332. ¡Qué tarde, por Dios, qué arte, qué banquete de poesía!

Buenas, corazones.

Poesía de los viernes.
Viernes de poesía.
El escenario preparado.
La vela iluminando los mensajes y la esperanza.




Todo el salón lleno de hombres y mujeres que aman los versos y repudian la violencia.
Que tienen ganas de poematizar los malos modos.



El hombre que me ame

deberá saber descorrer las cortinas de la piel,
encontrar la profundidad de mis ojos
y conocer lo que anida en mí,

la golondrina transparente de la ternura.



El hombre que me ame
no querrá poseerme como una mercancía,
ni exhibirme como un trofeo de caza,
sabrá estar a mi lado
con el mismo amor
con que yo estaré al lado suyo.

El hombre que me ame
no dudará de mi sonrisa
ni temerá la abundancia de mi pelo,
respetará la tristeza, el silencio
y con caricias tocará mi vientre como guitarra
para que brote música y alegría
desde el fondo de mi cuerpo.

El hombre que me ame
podrá encontrar en mí
la hamaca donde descansar
el pesado fardo de sus preocupaciones,
la amiga con quien compartir sus íntimos secretos,
el lago donde flotar
sin miedo de que el ancla del compromiso
le impida volar cuando se le ocurra ser pájaro.


La tarde de este viernes hermoso se dibujó redonda.
Y acabó con un regusto a caramelo de menta y olor a albahaca.
Gracias a todos los asistentes por acudir a la llamada.

Con los versos de Gioconda_Belli, os dejo un beso y un abrazo.
Mañana os espero aquí.
Os quiero ver a todos.




viernes, 27 de noviembre de 2015

De ansias y sosiegos. Hoy va de recuerdos.

331. Bailando con mis mascotas.

Buenos días corazones.


Esta mañana al abrir el ordenador, en facebook  me salta esta foto de hace un año. Majo el facebook que nos recuerda, de vez en cuando, momentos estelares.
Y el poema que iba a subir se queda para otro momento, prefiero recrearme en estas ternuras.


La foto corresponde al día que mi  hija Patricia trajo a Chanel, una preciosa perrita, a pasar unos días en casa hasta que sus nuevos papás estuvieran preparados.
Mi chico se puso algo celoso y yo me pasaba el día entero con los dos en brazos. Y además feliz.



Éste es Rey Fa, cabalgar con él es comerte el camino, el horizonte y el futuro.


Señorito es mi preferido, pero no digáis nada, no quiero líos. Es elegante y bello. Con él paseo lento por la vereda y siempre, siempre, siempre, pergeño, durante el recorrido, un par de poemas sublimes.



Éste es Lucas, mi sobrino, miradlo, no hace falta que diga nada más. Bocadito de ternura.

Mi nieto Beppo, el labrador más inteligente y educado del mundo y mi chico, Haro, mi locura, mi expendedor de la risa, luz de mis ojos. Sobrino y tío. Durante un paseo sosegado por Las Buganvillas.


Y un recuerdo especial para Calcetines, nuestro gato, que nos dejó cuando aún le quedaba mucho. También respondía al nombre de Titiritero.

Y ésta ha sido la entrada recordatoria y llena de saudades de hoy.
Ahora me voy a preparar la tarde poética que me espera en la sede manchega. 
Una tarde en la que lanzaremos poemas contra el maltrato. En todas sus formas.
Habrá globos, velas, mensajes de paz, poesía, arte.
¿Por qué no venís?

Hasta mañana. 
Os quiero.


miércoles, 25 de noviembre de 2015

De ansias y de esperanzas. ÚNETE. 16 días de activismo.

330. Pinta tu mundo de naranja.


Buenos días corazones.


Continuamos con el movimiento anti violencia.
Ayer asistimos a los actos que se celebraron para ello.
Y en la casa cultural de Castilla- La Mancha, aquí en Leganés, preparamos nuestra propia iniciativa, nuestra adhesión a la campaña 16 días de activismo, "únete para poner fin a la violencia contra la mujer".
Una campaña lanzada en 2008 por el Secretario General de las Naciones Unidas y administrada por ONU Mujeres.
Ayer fue nuestro día naranja. Y lo será hasta el próximo 10 de Diciembre día de los Derechos Humanos.



El artista Carlos García Yagüe, "Garya" que ya ha hecho varias exposiciones en nuestra sede, acudió a apoyarnos con dos de sus cuadros sobre la mujer, para embellecer y respaldar la performance.



El próximo viernes 27 celebraremos nuestro encuentro poético mensual y los versos de los asistentes se mezclaran con el morado, el naranja, la esperanza, la blancura de la paz y el temblor de las velas.
Si quieres aportar tu calor y tu poesía, allí te esperamos.


Parte de las chicas de las clases de todo que ayudaron a montar el rincón naranja.
Por una vida sin violencia.
El color comunica.

Toda la poesía que se derramará el próximo viernes en esta sala irá dedicada al fin de todo tipo de violencia. 



La violencia, sea cual sea la forma en que se manifieste, es un fracaso. Jean Paul Sartre.

Hasta mañana.




martes, 24 de noviembre de 2015

De ansias y sosiegos. 25 de Noviembre. Una fecha más.

329.  Y van más de cincuenta.

Hola corazones.
Ya sabéis lo que se "celebra" hoy.
Haremos los encuentros que se precisen y las abluciones que haya menester. 
Pero para nada. Como te lo digo.
Subo hoy a mi blog una carta que envié en el año 2003 para la II Edición de los Premios 25 de Noviembre "Cartas a un maltratador", que convocó el  Área de Promoción de la Igualdad y Empleo del Ayuntamiento de Madrid.
La carta quedó seleccionada y fue publicada en un libro plural con otras cartas de denuncia.
Y seguimos igual. O peor.
O sea que...


Libro editado y premio, una escultura de Charo Villa.

La carta es ésta:

Hola Eusebio.
Felicidades.
Hoy hubieras cumplido 78 años. Yo los cumplo, ya lo sabes, la semana que viene.
Somos de la misma quinta, como solías decir a menudo.
Hacía mucho tiempo que no venía al cementerio, pero es que he estado muy ocupada y, además,  quería traerte, cuando viniera, esta carta como regalo de cumpleaños y como despedida.
No pienso venir más, ya me traerán cuando llegue mi hora, aunque eso sí, no me esperes, no dormiremos juntos el sueño eterno, ya me he procurado otro apartamento para descansar. No me dejaste tener una buena vida, y mucho me temo que tampoco me dejaras tranquila en la muerte.
¿Te has fijado en la carta? La he escrito yo.
Hace tres años me apunté a un curso de alfabetización de viejos y, ya ves, ya sé escribir.
Ya no soy una burra ni una analfabeta como me llamabas; aunque quiero que tengas una cosa clara: nunca he sido burra ni analfabeta, aunque no pude ir a la escuela.
He sido, tú lo sabías, Eusebio, una mujer valiente, decidida y guapa; sí, basta ya de modestia, he sido guapa, buena madre y, créeme, mejor esposa.
Podíamos haber sido muy felices. Teníamos tres hijos maravillosos y nunca nos faltó el dinero, lo justo, pero debido a mi buena administración, suficiente.
¿Qué me ves muy soberbia? ¿Y qué, me vas a pegar?
Ya no puedes; me has maltratado durante muchos años, demasiados, prácticamente desde el primer día de nuestro matrimonio, y lo que más siento es que yo lo veía casi normal.
Y callaba.
En aquellos tiempos, ¿a quién se lo iba a decir?
Hoy las mujeres lo cuentan, hasta en la televisión, Eusebio; y yo lo veo bien, que se sepa, que aunque cueste arrancar esa mala hierba de los malos tratos, por lo menos se le dé aire, que no se lleve en silencio, con vergüenza, como una penitencia inútil e injusta, como yo la he llevado durante casi cuarenta años.
No te puedo perdonar que me negaras una existencia apacible, tranquila. ¡Con lo corta que es la vida y cómo me la has amargado!
Qué tonto fuiste, Eusebio, qué simple, aunque supieras leer y escribir y te creyeras por eso superior a mí. Has sido siempre un pobre hombre, corto de luces, por más que yo te engrandeciera delante de tus hijos, ocultando siempre las palizas, los insultos y el desprecio que te inundaba los ojos cuando me mirabas. Podías haber sido más hombre y haberte ido, quizás hubieras sido feliz en algún sitio, y nosotros también.
A pesar de todo, siempre te respeté y te cuidé lo mejor que supe. Pero no me lo agradezcas, el agradecimiento es una cualidad que tú no sabes cómo emplear. Ahora vivo muy feliz rodeada de nuestros hijos y nietos.
La Paqui ha tenido gemelos, dos niños preciosos,  y Juan y Damián siguen con la parejita, que se han convertido en unos adolescentes guapísimos. Me apena que nunca hablen de ti, pero por mucho que yo lo quise ocultar, los chicos se daban cuenta y quieren olvidarlo.
Todos queremos olvidarlo.
Qué felices podríamos haber sido Eusebio... con lo corta que es la vida.
A pesar de todo, te envío, donde estés, un beso, por si hubo algún buen momento, aunque no lo recuerde.

Tu mujer.         
                                   Herminia.


Yo, como me conozco, prefiero no decir nada más.
Que todos los eventos que se hagan hoy no queden ridículos e inútiles.
Buen día.
Mañana os espero.


De Bukowski y de ansias y de sosiegos. Y de martes con sol.

328. Un martes cualquiera. Pero especial.


"No era mi día. Ni mi semana, ni mi mes, ni mi año. Ni mi vida. ¡Maldita sea!"



Nos hundimos como tablas de un suelo podrido
mientras el mundo lucha por desbloquear
la estructura que le atenaza el cerebro.
(Dios es un local vacío donde no hay filetes).







Buenos días, corazones.

Estoy colocando la selva que está creciendo en mi estudio de libros de poesía. Y aumenta cada día, salvaje, indómita, dispar.

Irene X o Escandar Algeet  llegaron hace unas semanas.

Estamos con ellos en los talleres. 

Pero ayer le tocó a Charles_Bukowski.

La clase se revolucionó.

Ahora, antes de dejarlo de nuevo en su ubicación, os dejo un poema del maestro.

Mirad:

      Si consideramos lo que puede verse:
      Motores que nos vuelven locos,
      Amantes que acaban odiándose,
      Ese pescado que en el mercado
      Mira fijamente hacia atrás adentrándose
      En nuestras mentes,
      Flores podridas, moscas atrapadas en telarañas,
      Motines, rugidos de leones enjaulados,
      Payasos enamorados de billetes,
      Naciones que trasladan a la gente como peones de ajedrez,
      Ladrones a la luz del día con maravillosas
      Esposas y vinos por la noche,
      Las cárceles atestadas,
      El tópico de los parados,
      Hierba moribunda, fuegos insignificantes,
    Hombres suficientemente viejos como para amar la tumba.

      Estas y otras cosas
      Demuestran que la vida gira en torno a un eje podrido.
      Pero nos han dejado un poco de música
      Y un póster clavado en el rincón
      Un vaso de whisky, una corbata azul
      Un delgado volumen de poemas de Rimbaud,
      Un caballo que corre como si el diablo le estuviera
      Retorciendo la cola
      Sobre la hierba azul y el griterío
      Y después, de nuevo, el amor
      Como un coche que dobla la esquina
      Puntual,
      La ciudad a la espera
      El vino y las flores
      El agua corriendo a través del lago,
      Y verano e invierno y verano y verano
    Y de nuevo invierno.



Haro despierta y viene con la pelota azul en la boca. Quiere jugar. 
Su cuerpecillo le debe pedir algo de movimiento.
Quiere su ración de deporte.
Nos vamos al parque.
Mañana nos vemos amigos.
Tened un martes lo más agradable posible.
Carpe diem.

lunes, 23 de noviembre de 2015

De ansias y sosiegos. Lunes de búsqueda.

327. Poema roto.


Buenos días, corazones.

Hoy he madrugado. 
A las cinco y media me estaba haciendo un café. Y a las seis mi perro y yo dábamos una vuelta por el pueblo.
No hemos tenido que saludar a nadie, éramos los únicos que vagaban por las calles desnudas y frías, como en un relato de Bécquer.
Las ansias, ya sabéis.


Os dejo ahora un poema. Roto.
De ésos que se escriben cuando no encuentras la respuesta.

Escuchad:

Porque sé que los sueños no son míos
prefiero mirar tus ojos cuando estoy despierta.
Cuando me intentas amar, te miro intensamente,
intentando bucear dentro de tus pensamientos
y desbrozo tu sonrisa hasta que encuentro un claro
donde sosegar mi fatiga.

Porque sé que los sueños no son míos
espero que tu mano ascienda por mis muslos
para saber con certeza lo que no me cuentas.
Tus cabellos rechazan el trote de mis dedos,
sabedores de que otros ya lo han rastrillado.

Porque sé que los sueños no son míos
intento que escribas en mi piel tus pobres huellas
y te ofrezco corona y cetro deslucidos, usados,
por ver si te das cuenta del engaño.
¿A quién haces el amor cuando lo haces?
¿Por qué senderos cabalgas cuando me cubres?
¿Quién eres?

Porque sé que los sueños no son míos
me dejo caer en los tuyos desde el trampolín del miedo
aunque el cuello se tronche a mitad del camino,
aunque descubra en el fondo del mar verdades ácidas
y remotas,
aunque me olvides alguna noche extraviada.

Porque sé que los sueños no son míos.
Porque sé que los sueños no son míos.



Voy a continuar. Vamos a continuar.
Hoy es nuestro lunes. Tuyo y mío.
Vamos a vivirlo.
Como sabemos.
Pura vida.
Hasta mañana compañeros.